Síntomas de deshidratación durante el entrenamiento

Síntomas de deshidratación durante el entrenamiento

Todo ejercicio lleva consigo una pérdida de líquido que como deportistas debemos saber reponer para proteger nuestra salud, tener un buen rendimiento deportivo y acelerar la recuperación.     

 

Una mala hidratación puede producir calambres y lesiones no solo en los músculos sino también en órganos internos, como el riñón o el hígado. Es por eso que cuando hacemos ejercicio debemos evitar pasar períodos largos sin tomar agua.

 

Si durante tu entrenamiento has tenido alguno de los siguientes síntomas es muy probable que necesites mejorar tu hidratación:

 

  • Cansancio o fatiga prematura:

Si generalmente realizas tu entrenamiento sin problema y ese día no tienes la suficiente energía aunque la intensidad de ejercicio sea moderada, puede ser indicio de deshidratación. Sin agua, los músculos de tu cuerpo no se oxigenan como deben y esto disminuye el nivel de energía.

 

  • Sequedad en la boca y garganta:

No solo es tener sed, es sentir una sensación de sequedad tanto en la boca como en la garganta que puede deberse a una combinación de ambiente seco, aire frío y falta de agua, evita esto tomando agua a temperatura ambiente cada 15 minutos durante el ejercicio, pero también antes de comenzar y al finalizar.

 

  • Color intenso de la orina:

Este es un indicador muy claro y eficiente, el color siempre deberá ser amarillo pálido, un color muy intenso significa que no has ingerido el líquido suficiente. Esta regla aplica para todo el día no únicamente durante el entrenamiento.

 

  • Dolor de cabeza:

Muchas veces los dolores de cabeza mientras te ejercitas se dan porque sin agua no existe una circulación sanguínea adecuada. Si en algún momento de tu sesión de entrenamiento sientes dolor de cabeza, procura hidratarte cuanto antes.

 

  • Nauseas y mareos:

Precaución: Cuando se tienen estos síntomas puede significar una deshidratación severa. Lo primero que debes hacer es detener el ejercicio ya que esta situación pueden poner en riesgo tu salud. Hidrátate con una bebida isotónica, aliméntate bien y descansa.

 

Hace mucho tiempo se creía que si no se tomaba agua durante una actividad física, se mejoraría el rendimiento, ya que se estaba entrenando para ser más fuertes a las dificultades, pero esto es un error.

 

Después de muchas investigaciones, derribar mitos y basarse en desempeños reales, la conclusión es la misma:  Hay que hidratarse continuamente para resistir la intensidad del ejercicio y cuidar nuestra salud. A la larga, esto nos hace más eficientes en nuestro deporte.

 

Espero que esta información te haya sido útil y si es así ¡No olvides compartirla!

¡Nos leemos pronto!

 

 

Lic. Marlen Treviño.

Coach en Nutrición Deportiva.

 

CONTACTO:

Twitter: https://twitter.com/marlentrevino

Facebook: https://www.facebook.com/MarlenTrevino

Instagram: https://instagram.com/marlentrevino/

Web: www.MarlenTrevino.com

  • Feb 19, 2018
  • Categoría: Atlesia +
  • Comentarios: 0
Dejar comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de que se publiquen