El mindset correcto para empezar una dieta, ejercicio u otra meta propuesta.

El mindset correcto para empezar una dieta, ejercicio u otra meta propuesta

Rodrigo G. Puerta | Certificado en mindfulness y psicología positiva  | CDMX

 

“Quiero bajar 20 kilos”, “voy a ir al gimnasio TODOS los días”, “voy a comer menos”, estos son algunos de ejemplos de comentarios que he escuchado de personas que tienen las ideas incorrectas cuando se trata de cumplir una meta u objetivo.

 

En este escrito, te voy a compartir algunas estrategias que he aprendido de libros, estudios y conferencias que hablan sobre el comportamiento humano y cómo podemos ayudarnos a cumplir nuestras metas.

 

El primer error que cometemos cuando queremos empezar un hábito o una meta, lo fijamos de acuerdo con lo que queremos hacer y no en lo que queremos ser. ¿A que me refiero? Te pondré un ejemplo: comienza el 2020 y me preguntan ¿cuál es tu objetivo para este año? Yo puedo contestar dos cosas: 

  1. Basado en el hacer: quiero bajar de peso
  2. Basado en el ser: voy a ser una persona más saludable 

 

Esto puede sonar muy sencillo, pero a nivel cognitivo, cuando definimos una meta basada en la identidad, el sentido de responsabilidad y de apego al comportamiento puede llegar a ser mucho mayor si nos enfocamos en el ser y no en el hacer. Claro, que para ser tendremos que definir que tenemos que hacer. Por ejemplo, para ser una persona más saludable voy a hacer ejercicio y/o voy a modificar los alimentos que ingiero. 

 

Aprendizaje 1: Define tus metas y hábitos basado en ¿quién quieres ser? Y después define las acciones que te llevarán a lograr esa identidad

 

En segundo lugar, cuando definimos las metas que queremos lograr, tendemos a establecer metas que no van de acuerdo con nuestro comportamiento actual. Ejemplo: hoy no hago nada de ejercicio y ahora quiero hacer ejercicio 2 horas por 5 días a la semana. Siendo realistas, lo más probable es que él hábito me dure solo unas cuantas semanas e incluso días. Pongo este ejemplo porque a veces creemos que los grandes cambios vienen de grandes esfuerzos, y la verdad es que los grandes cambios vienen de pequeñas acciones diarias y constantes. 

 

Si retomamos el ejemplo, ¿no crees que sería más fácil tal vez hacer 20 minutos de ejercicio 5 días a la semana? Y que, ¿a manera en que vayas agarrando condición, después de dos semanas le subas a 40 minutos, y la siguiente semana a 1 hora y así hasta que llegues a la meta que quieres establecer? En mi experiencia y lo que he aprendido es que el ser humano responde mejor a cambios graduales, en lugar de cambios drásticos.

 

Aprendizaje 2: Cambios graduales, constantes y diarios, traen mejores resultados que cambios drásticos.

 

Espero te puedan aportar estos consejos que te comparto, personalmente los he aplicado en mi vida y vaya que he visto resultado. Si tienes alguna duda o comentario, puedes contactarme en mis redes sociales o correo que te comparto al final del ensayo.

 

Gracias por leerme y estoy muy feliz de poder compartir este camino de aprendizaje contigo.

 

¡Bonito día!

 

Correo: rodrigogarcia1995@gmail.com

Instagram: https://instagram.com/rodgpuerta

Twitter: https://twitter.com/rodgpuerta

Facebook: https://facebook.com/rodgpuerta



Leave a comment